síguenos en:

EBT

El inicio de todo esto...

Posted by Europa en Tandem on December - 01 - 2009

Por Iván... Recuerdo perfectamente el "día 0", el primero. Yo ya sabía que José Luis, mi partener en este caso, era una persona solidaria. De eso, con el paso del tiempo y de horas de conversación te vas dando cuenta; pero no me desvío. "Día 0", en un tren Alicante-Castellón, volviendo de una jornada laboral en una de las delegaciones peninsulares de la compañía en la que trabajamos. Comenzamos a hablar animadamente, como en tantas otras ocasiones y surge LA IDEA que él llevaba meditando hace tiempo " [...]

europa en tandem team

¿Una camiseta = Una donación

Posted by Europa en Tandem On June - 02 - 2010

Por Europa en Tándem... ¡Una camiseta = una donación! "Camisetas Europa en Tandem" es la tienda de camisetas solidarias del proyecto Europa en Tandem: el reto de dos personas, J.L e Iván, que recorrerán Europa desde Cabo Norte (Noruega) hasta España para recaudar fondos en beneficio de la AECC (Asociación Española contra el Cáncer) y la UICC (Unión Internacional contra el Cáncer). ¡Gastos de envío gratis para compras de 3 o más camisetas! ¡Compra tu camiseta y pedalea contra el cáncer! [...]

Tienda camisetas solidarias contra el cáncer

¿Y si montamos un reto solidario?

Posted by Europa en Tandem On December - 01 - 2009

Por J.L... Si parece una buena idea seguramente lo es. Si junto a ella se encuentra una poderosa razón para materializarla, finalmente lo que tienes es un buen plan para un objetivo que merece la pena. Por lo general en este punto suele aparecer el miedo, y empezamos a buscar todo tipo de argumentos para ver si damos con aquel que justifique el no llevarlo cabo. Una buena forma de salir de esta trampa es activar la actitud "Why not?". El mejor antídoto para los propios temores es el pensamiento desafiante: ¿Y por qué no? [...]

Entrenamiento dia 0. Europa en Tandem

¿Una camiseta = Una donación

Posted by Europa en Tandem On June - 02 - 2010

Por Europa en Tándem... ¡Una camiseta = una donación! "Camisetas Europa en Tandem" es la tienda de camisetas solidarias del proyecto Europa en Tandem: el reto de dos personas, J.L e Iván, que recorrerán Europa desde Cabo Norte (Noruega) hasta España para recaudar fondos en beneficio de la AECC (Asociación Española contra el Cáncer) y la UICC (Unión Internacional contra el Cáncer). ¡Gastos de envío gratis para compras de 3 o más camisetas! ¡Compra tu camiseta y pedalea contra el cáncer! [...]

Tienda camisetas solidarias contra el cáncer

Camino de Santiago de Levante

Posted by Europa en Tandem On May - 29 - 2010

JL/Iván: [...] Entramos en Santiago de Compostela a las 16h de una tarde fresca y húmeda, nos acercamos al casco antiguo con la fuerza que te da la adrenalina producida por la emoción, hacemos las cuestas como si fueran llanas y algunas subidas a la velocidad ventajosa de la bajada. A los pocos minutos estamos en la entrada del casco antiguo por la Rua do Franco, que nos lleva al deseado final. Vemos gente, mucha gente, la atracción que el tándem ejerce al peatón es evidente, una mujer nos para y nos saluda con sonrisa, un hombre mayor francés nos pregunta desde donde venimos, un niño nos apunta con el dedo índice mientras con la otra mano se tapa la boca y suelta un alaaaa!!! [...]".

europa en tandem camino santiago

31 julio 2010

Día 22. Magdeburg – Mulhausen.

Publicado por europa en tandem A las 21:09 2 comentarios
157 km, 8 horas 12 minutos.


IVAN: Hoy hemos apretado dientes, tensado músculos y jadeado, todo ello al compás que el tándem marca en las subidas, ese especial vaivén que se convierte en baile de pareja, pausado y agradable a la vista, o eso pienso, porque el viajante que se cruza con nosotros se queda hipnotizado por él al vernos. Y lo curioso del caso es que hemos sufrido, pero lo digo con la boca llena y con gesto agradable. Qué gusto da sufrir en una buena subida, sobre todo cuando los 50 kilómetros llanos de antes te han dejado calentar bien y llegar con la pierna lo suficientemente hecha como para hablarle a la cuesta de tu a tu.

La etapa ha transcurrido por lo que empieza a ser la Alemania profunda, de hecho y aunque todavía estamos a un par de etapas, empezamos a ver resquicios de lo que se conoce como la SELVA NEGRA, qué pasada de lugar. Es cierto que en Suecia, Finlandia y Noruega los bosques eran espectaculares, pero con las amplias carreteras que disponen estos escandinavos, el bosque te queda a 10 metros como mínino, por lo que vas rodando rodeado de bosque, aquí no, aquí el bosque esta encima de ti, no te encuentras rodeado de bosque, estás dentro de él, no ves el sol, se hace de noche y estoy seguro que si lloviese ni te mojarías. Otra cosa característica es el firme, en perfectas condiciones, y las curvas, revirada tras revirada, lo que lo convierte en paraíso de moteros, los hemos visto a cantidades industriales y de todos los colores, porque hay que ver los diseños de motos y monos (ropa motera) que llevan, es como si alguien en lo alto de la cuesta hubiera abierto una bolsa de lacasitos, hay va uno rojo, y hay uno verde...
La anécdota del día ha sido a la hora de comer. Puesto que estando en la Alemania profunda era de esperar que el lugar en el que comiéramos, en medio de la nada, o del todo según se mire, encontráramos un lugar donde la cocinera, dueña, camarera y encargada, estoy hablando de una sola persona, hablara ingles. No señor, no hablaba inglés, ni falta que le hacía, y la carta, jajajaja, la carta en un perfecto alemán, así que como no lo teníamos claro ni j.l. ni yo, y con el hambre que te da el tándem, hemos pillado uno de cada, y que sea lo que dios quiera. Comida alemana, no apta para vegetarianos, pero por dios que rica!!!.
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

30 julio 2010

Dia 21. Berlín - Magdeburg

Publicado por europa en tandem A las 23:00 1 comentarios
156 kilómetros. 7 horas y 55 minutos

JL:Dejamos Berlín después de dos días de descanso. Uno planificado y otro deliciosamente obligados por las circunstancias. La rueda trasera del tándem ha tenido la misma avería que sufrimos en Ávila: uno de los conos del eje trasero se había soltado. Esto obliga a desmontar todo el carrete de la rueda, apretarlo o sustituirlo y volver a montar. No es algo que se haga en media hora y menos en una tienda de ciclismo de Berlín de la que no eres cliente habitual.

En cualquier caso hemos aprovechado los dos días para descansar bien nuestras sobrecargadas piernas, para comer de lo lindo y recuperar algunos gramos de peso tan necesarios cuando hace frío y lluvia, y para lavar toda la ropa de la bolsa. Nos plantamos delante del mostrador del hotel con la última camiseta medio limpia y les dijimos: “daros prisa porque lo último decente lo llevamos puesto”.

Berlín nos deja un recuerdo imborrable, nos sabe mal irnos tan pronto pero hay que seguir, o nos acostumbraremos a la buena vida. La etapa de hoy ha empezado tarde pues queríamos hacer algunas fotos a los restos del Muro de Berlín. El perfil era llano y sin mucha historia. Hemos llegado a destino sobre las 19:30. Aunque parezca mentira estamos deseando meternos en tierras montañosas. Nos gustan los puertos de montaña. Las largas etapas onduladas son un rompepiernas que nos provocan más dolores musculares.

Hemos visto de nuevo magníficos bosques, pero también grandes extensiones de cultivo de cereales donde las máquinas trabajaban cosechando el trigo. Es la época buena para hacerlo ahora que hay sequedad en el ambiente, de otra forma el grano tendría forzosamente que pasar por un secadero. También hemos pasado por zonas de cerezos (“kirsche”). Caían sobre la carretera y se pegaban a las ruedas del tándem formado una pasta pegajosa junto con la suciedad del suelo.

Teníamos cierto reparo de que por Alemania nuestro carrito ondeara la bandera de España que llevamos, dado que su selección fue eliminada del Mundial y de la Eurocopa por la nuestra. Finalmente la hemos dejado expuesta, no pensamos que nadie pueda verlo como alarde o provocación.

Ya nos queda menos ………………
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

28 julio 2010

Día 20.- Berlín

Publicado por europa en tandem A las 22:53 2 comentarios
IVAN: Hoy nos hemos levantado en Berlín con la tranquilidad que te da no tener prisa en hacer el equipaje, ni tener que mirar por debajo de la cama para ver si te dejas algo puesto que te vas de ese lugar para no volver. Hoy nos hemos levantado sabiendo que no nos tocaba rodar. Relaaaax a primera hora de la mañana, jejejejeje. La cuestión es que nos hemos acercado a una de las múltiples tiendas de bicicletas que Berlín tiene, para que le dieran una revisión a Paco, lo típico, revisar radios, cambiar las zapatas de freno e incluso revisar el liquido, y demás. La intención es que nos la devuelvan a primera hora de la mañana de mañana para poder seguir con nuestro peculiar viaje.

De Berlin deciros que los enormes y majestuosos monumentos, que denotan un pasado grandioso, se fusionan perfectamente con sus gentes, que a simple vista parecen menos serias y estrictas de lo que nos han hecho creer siempre los tópicos alemanes. De hecho la juventud, solo por su forma de vestir o su forma de moverse por la ciudad (casi todos en destartaladas pero funcionales bicis ;) ), parecen menos de acuerdo con aquellas autoritarias formas que el resto de la sociedad europea, si cabe. Es cierto que en esto estoy generalizando, y que no conozco ciudades como Amsterdam, Oslo, o Helsinki, pero seguro que la viveza de “colores” que en ellas podremos ver, son más o menos, como la que se pueden ver aquí.

La cuestión es que estando en esta enorme ciudad, con el bullicio de la gente y con el trasiego que estos generan; pensad que venimos del medio del bosque, de la soledad, me ha venido a la mente un pensamiento que el otro día desde el barco y admirando la inmensidad del mar surgió solo, puesto que navegar por el oscuro y basto mar, descansando en un cálido camarote mientras fuera llueve y hace mal tiempo es un ejemplo claro del domino que la raza humana ejerce sobre el planeta. Ni el animal más fiero de la selva africana, ni el más grande del abismo oceánico, nos hace sombra. De hecho este domino ha permitido que la densidad de población mundial se haya duplicado en los últimos 50 años, una población que sobrevive y funciona gracias al consumo global de las materias primas que la naturaleza nos da. Si tenemos en cuenta estos 2 conceptos. Duplicación en 50 años de la población humana (que son 50 años para la historia de este planeta??) y definición de la palabra consumo (la primera acepción de la R.A.E. de esta palabra es: Destruir, extinguir), nos da a entender que este desarrollo que tanto nos anuncian desde los canales públicos de televisión, tiene de todo menos de sostenible. Simplemente porque es imposible mantener una población que se duplica cada 50 años, por mucho que nos racionemos. Tarde o temprano no habrá pastel que racionar.

Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

Dia 19. Sczcecin - Berlín

Publicado por europa en tandem A las 00:08 3 comentarios
JL:

151 kilómetros. 8 horas y 22 minutos

Carretera recta, buen tiempo y ausencia de viento. Con todo rodar por los accesos de las grandes ciudades no es especialmente agradable para los ciclo turistas, pero no hay más remedio si deseas visitarlas. Tráfico pesado, alta velocidad, carreteras de varios carriles, conductores con prisa, y sensación de que has pasado a ocupar el nivel más bajo en la pirámide alimenticia: presa fácil.


Hay tres aspectos que son claves para la seguridad del cicloturista: estado de la carretera, puesta a punto de la bicicleta y comportamiento de los conductores. En general las carreteras polacas están erosionadas, parcheadas, bacheadas y agujereadas. No tienen absolutamente ningún arcén a excepción de las vías rápidas, y a veces ni estas. No solo esto, sino que además el extremo derecho del carril a menudo tiene tierra o gravilla, por lo que no te puedes apartar demasiado. Nuestro tándem, equipado con ruedas de 25/28 pulgadas, no estaba bien adaptado a estas condiciones. Hubiera sido necesario un grosor mínimo de 32 pulgadas para ir más tranquilos. Milagrosamente no hemos tenido averías. En cuanto al comportamiento de los conductores……….., bueno aunque ya sabemos que generalizar implicaría cometer una falacia ecológica, nuestra experiencia no deja de ser real. Cuantas más necesidades básicas por cubrir menos sensibilidad por la seguridad de los demás.

Hoy el tiempo nos ha dado un respiro. El paisaje bajo el sol tiene otro color. Por no hablar del estado de ánimo. Cuando la moral está baja te entran ganas de cortar el tándem por la mitad y que cada cual siga su camino y a su ritmo: “no te muevas tanto, a ver si nos estamos quietecitos”, “pedaleamos con ganas o qué”, “hoy sólo pedaleo yo o qué”, “no me hagas parar otra vez”, “pero si has meado hace solo media hora”, “no cambies tanto de desarrollo que me matas”, “este sillín es una mierda, te dije que lo cambiáramos”, “ves como el chubasquero sí que cala, teníamos que haber comprado el caro”.
Somos como el personaje Superman, el “Sol” nos da energía. Con buen tiempo y fuerza interior los comentarios son diferentes: “¿vas bien o te apetece un descanso colega?”, “¿quieres un relevo ahí delante?”, “¿tienes bastante agua o te paso más?”, “buena tumbada, qué bien has gestionado estas curvas”, “venga tío que estas hecho un toro”.


En Polonia se come bien y barato. La hostelería es en general muy económica. Un ejemplo: alojamiento rural de calidad media, habitación doble con cena y desayuno para dos humanos hambrientos como lobos esteparios 80 € aprox., incluyendo un 22% de VAT. La ropa también parece bastante económica, así como el transporte público. Sin embargo la gasolina es más cara que en España, los taxis nos son precisamente baratos, y la perfumería u artículos de marca no distan mucho de nuestros precios. Bueno esto es lo poco que hemos podido constatar, nuestro día a día es bastante castrense.

Hoy lo importante, más que la ruta, era llegar a Berlín. En nuestro viaje representa más o menos el ecuador y además es una ciudad que deseábamos conocer. En Berlín descansaremos un día tenemos que poner a Paco a punto. Lo vamos a llevar a que le peguen un repaso general, no dependemos de nosotros. Además tenemos que lavar toda la ropa de la maleta. Lo único que nos queda limpio son los calzoncillos que llevamos puestos. Llevamos los mismos pantalones desde hace 17 días. Están más rozados que las polainas de John Wayne. También vamos a intentar que nos hagan algún masaje en las piernas a ver si nos recuperamos un poco, pues están secas, duras y doloridas. No sé si nos dará tiempo de todo, pero hay que intentarlo.
Esta será la última gran ciudad que tocaremos. Nos hacen perder mucho tiempo y los accesos son demasiado peligrosos para nuestro “vehículo longo”. Hasta Castellón intentaremos trazar una ruta que nos lleve por un medio rural y atraviese pequeñas poblaciones, por lo tanto descartamos ir a París. Creo que así también ganaremos tiempo.
Hemos llegado a Berlín a buena hora, poco después de comer, gracias al madrugón y a las fuerzas que nos daba la excitación de llegar a esta ciudad. Al llegar hemos dejado el carrito y las bolsas al hotel y hemos ido a rodar con el tándem por las principales avenidas de Berlín. Una de ellas la hemos recorrido a 47 kilómetros por hora en el llano. ¡Qué despilfarro de fuerzas! Nos hemos dejado llevar por la ilusión e impulsados por una descarga de adrenalina. Menos mal que toca descanso.

Fotos, conversaciones con americanos, franceses, ingleses y por supuesto alemanes. Bien aquí os pongo unas fotos.
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

26 julio 2010

Día 17 y 18 Starogard Gdanski – Jastrowie - Szczecin.

Publicado por europa en tandem A las 22:42 1 comentarios
17.- 136 km, 7:56 horas.
18.- 153 km, 8:12 horas.


IVAN: El Día 17 amaneció nublado, lluvioso y con viento, viento en contra claro, si es que allí donde vamos llevamos el buen tiempo con nosotros, que no se preocupen los de las huertas murcianas este año, que si necesitan agua que nos llamen y con acercarnos por allí con el tándem valdrá. Este comentario que hago con cierta guasa, empieza a tener un valor científico, puesto que si hago un recuento del tiempo que hemos tenido durante la preparación física de este proyecto casi valdría para demostrarlo empíricamente. Empezamos en octubre del año pasado, y ya por noviembre hicimos nuestra primera salida con el tándem, 5 días en tierras aragonesas, en el 3 día no pudimos realizar la etapa que iba de Caspe a Cariñena por culpa del viento, ese día el post se tituló “atrapados en Caspe” y el anterior “los radios silbaban contra el viento”, después de esa lucha contra Eolo, empezó el invierno en Castellón, madre mía, no recuerdo un invierno más frío en mi vida, nevadas y temperaturas históricas, y nosotros levantándonos a las 7 am para ir en bici, buff. Total que llegó febrero y decidimos hacer otra salida de entrene por tierras andaluzas, allí donde el sol y el calorcito no cesa…. Y un pimiento!!!! 5 días de lluvia intensa, carreteras cortadas por agua, campos anegados, daba la sensación de estar recorriendo Cantabria, en vez de Andalucía, pero si se me estaban empezando a juntar los dedos de los pies y las manos por una telilla de piel, como a los patos. Después de esto las cosas parecían ir a mejor, porque en el Camino de Santiago de Levante, nos mojamos poco y tuvimos algo de viento pero bueno, nada salvaje. Ahora empieza nuestro reto, y de 17 días hemos tenido 3 de sol, y tropecientos de lluvia y viento. Espero que a medida que nos acerquemos a nuestra tierra la tendencia se invierta. Lo cierto es que lo dicho no sería gran problema si no fuera por el desgaste físico adicional que significa, gajes del oficio.


Me gustaría comentar que este día no ha habido post porque no teníamos cobertura ni en los móviles. El sitio en el que nos hospedamos en Jastrowie estaba en medio de uno de los innumerables bosques polacos, y por lo tanto alejados de toda señal internauta.

El día 18 ha sido algo distinto, mejor, algo de sol por fin. Y ha transcurrido con normalidad, si tenemos en cuenta el pavimento y el tránsito, en Suecia dejamos el territorio de caravanas, motos ruteras y buen asfalto, para pasar en Polonia al territorio del tránsito pesado y asfalto más bien irregular (estoy siendo políticamente correcto). En cuanto al respeto por el ciclista mejor ni hablar, porque cierto es que en Escandinavia en algunos casos era excesivo, pues bien ese exceso de paciencia se lo han robado a los pobres polacos, si es que estos suecos…

Por último comentar la cantidad de grafitis que nos encontramos en las calles de los pueblos por los que pasamos, muchos de ellos con largas parrafadas de texto, imagino que reivindicando algo que en su idioma tiene significado e igual en el nuestro también, lástima no saber polaco.

Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

24 julio 2010

Día 16. Nynäshamn (Suecia) - 20 horas de barco – Gdansk (Polonia)

Publicado por europa en tandem A las 20:29 3 comentarios
JL: Hay muchos motivos por los que plantearse retos

El deseo de afrontar un reto deportivo, batir una marca, o establecer una nueva, no es sino el deseo de ser mejor, destacar por encima de tus competidores, o ser un ejemplo a seguir por los demás. En cierto modo esto es lo que desean también las empresas cuando buscan ser competitivas.

Tanto en el ámbito deportivo como en el de la empresa, para conseguirlo es necesario tener una “visión” que te guíe, que te arrastre hacia ella. En ambos casos hace falta mantener a largo plazo el compromiso con esa visión, planificar y ejecutar tus actos y utilizar tus recursos constante y consistentemente con ella. Esa visión sería la descripción de un estado o resultado futuro, diferente y ambicioso, quizás extraordinario, cuya sola imaginación resulte ilusionante para todas las personas que deban implicarse en el “viaje” hacia ella.

La “Psicología Deportiva” y la “Psicología del Trabajo y las Organizaciones” tienen en común la búsqueda del éxito, del deportista o de la empresa, en la persecución de su visión. Por  ello puede afirmarse que la preparación deportiva de alto nivel y la dirección estratégica de recursos humanos presentan muchas analogías en sus planteamientos, métodos y objetivos.

Haciendo una gran simplificación: la visión sería el horizonte y para caminar hacia él sin perderse hay que establecer objetivos parciales cuya consecución nos vaya garantizando que seguimos bien alineados. Hay que empezar pues señalando esos objetivos y junto a ellos hacer un auto diagnóstico del estado actual de fortalezas y debilidades. Para continuar es necesario desarrollar programas que potencien las fortalezas críticas y minimice los puntos débiles. Esto vendría representado en los Planes de Formación/Desarrollo en el ámbito de la empresa, o en el Entrenamiento Deportivo. Además todo esto debe ir acompañado de programas de motivación, es decir, formas de asegurar que las personas desean hacer lo que están haciendo. También de formas de proporcionar satisfacción, que aseguren que las personas se sienten bien haciendo lo que hacen. Poder, querer, y sentirse orgulloso de, no son sinónimos.

Si la visión es el horizonte, cuidado con desmoralizarse, porque cada vez que damos un paso hacia el horizonte, él retrocede otro. ¿Significa esto que debemos desistir? Para mi no. Significa en primer lugar que los objetivos deben revisarse periódicamente y actualizarse en función de las circunstancias; y en segundo lugar significa que aunque lo alcances no debes detenerte. No existe el Cabo Norte, ni Finisterre, siempre es posible ir más lejos. El verdadero objetivo es la mejora continua.............

Bueno, vamos llegando a Gdansk, sólo queda una hora de travesía. Vamos a ir preparando la bolsa. A la llegada debemos averiguar la forma de salir del puerto y encontrar nuestra carretera hasta Starogard. Esperemos que no sea autovía o tendremos problemas.



Y llegamos a puerto......, finalmente Polonia nos ha recibido con esta borrasca que véis. Es una calle de Gdansk bajo un tremendo chaparrón.

 
En las inmediaciones del puerto una compañía de taxis y transfers, como buena ciudad turística, ofrecía sus servicios a los recién llegados. Sintiéndolo mucho no ha habido más remedio que subirse a una furgoneta que nos ha llevado hasta nuestro hotel por 50 €. Cualquier otra decisión hubiera sido una temeridad, entre otras razones porque se nos hubiera hecho de noche en la carretera. Estos 45 kilómetros no computan para el contador de euros. Intentaremos compensarlos más adeltante. 
 
Hasta mañana. Espero escribiros posts más amenos los próximos días. Hoy era un día para reflexionar.
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

23 julio 2010

Día 15.- Estocolmo – Nymashamn

Publicado por europa en tandem A las 17:03 2 comentarios
73 km, 3 horas 53 minutos



IVAN: Última etapa de nuestro recorrido escandinavo. Parece que fue ayer cuando aterrizábamos en alta y el amable Bergen nos subía hasta el pico más nórdico de toda esta enorme península, a la que hoy le hemos dado las últimas pedaladas. Ahora mismo estamos embarcado en un ferri dirección centro Europa. Acaba una aventura que ha tenido de todo, y empieza otra que nos llevará inicialmente por Polonia.

En cuanto a Estocolmo y sus alrededores, pues para los alrededores podría decir más de lo mismo, ya que verde ha sido hasta la llegada al puerto, y en cuanto a Estocolmo, pues precioso, ciudad monumental, con grandes avenidas, y ojo! Un enjambre de recorridos para bicicletas enorme, creo que haría falta un mapa únicamente de estos para poder guiarte. De hecho inicialmente era perfecto para movernos; pero parecían tener vida propia y llevarte por donde a ellos les daba la gana, así que al final hemos optado por lo de siempre. Carretera y manta.

Os dejo con un pequeño video, para que veáis lo que digo.


A estas alturas, creo que estoy en el punto ideal para contaros las cosas que más me han sorprendido de estos tres países (Noruega, Finlandia, Suecia)

1.- El agua embotellada no existe. En serio, en cualquier restaurante el agua que te sirven es del grifo, en una jarra y por supuesto totalmente gratis. Es más, en la zona norte nos aconsejaban, en caso de necesidad, llenar nuestras cantimploras de los ríos o riachuelos que salían a nuestro encuentro. Esto es común por toda la península. Van sobrados de agua a un nivel casi increíble, de hecho hay que verlo para entenderlo.

2.- Serviciales, educados, amables hasta el extremo. Les dices que tienes problemas y lo dejan todo para ayudarte. Biguer y Ore Turi son unos ejemplos destacados de esto. Pero hemos tenido más.

3.- Suecas.. buff, esto no se muy bien cómo explicarlos pero allí va, son guapas pero con el mal del tordo. Para nosotros ha caído un mito, las de Pajares y Esteso eran canarias, a mi no me engañan. Ahora, viendo lo que comen, y la climatología totalmente adversa para el ejercicio físico al aire libre, pues bueno, casi es hasta comprensible.

4.- El Amor que tienen por las cosas antiguas, sobre todo en los coches, no pensaba yo que tuvieran esa cantidad de coches antiguos, y muy bien cuidados. Como preferencia coches americanos, pero hay de todo.

5.- Lenguaje. Mejor ni comentar. Dificilísimo, palabras con 14 letras de las cuales 11 son consonantes y dos de las vocales llevan diéresis y acentos raros. Impronunciable, recuerdo un finlandés en un sitio en el que nos hospedamos, que tenía muy aferrado el acento de su lengua materna al hablar inglés, y no tenía claro si estaba hablando con un persona o con r2d2.

6.- Países seguros a más no poder. Allí donde llegas te puedes despreocupar de la bici, a la hora de comer, por la tarde, o incluso por la noche. En algunos sitios Paco ha dormido en la calle, sin ningún tipo de candado. De hecho en estas casi 2 semanas hemos visto solo 2 coches de policía. Increíble si tenemos en cuenta que estamos todo el día en la carretera.

7.- Los paisajes. No comments.

Adiós Suecia, hola Polonia.



Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

22 julio 2010

Día 14. De Tarmsjo a Stockolm

Publicado por europa en tandem A las 21:29 4 comentarios
JL:


149 kms. 8 horas y 8 minutos

Anoche dormimos en literas, en una cabaña de madera de 9 metros cuadrados situada en una explanada de asfalto junto a una gasolinera en un cruce de carreteras. Vamos, el mejor lugar para una velada romántica el 14 de febrero. La cabañita en cuestión había estado expuesta al sol durante 20 horas, con lo que el calor que irradiaba la madera nos ha hecho pasar mala noche. Hemos sudado más que echando un polvo en agosto a las tres de la tarde en un sofá de escai, y no podíamos abrir mucho la ventana porque entraban mosquitos con caja de herramientas y kit completo de extracción de sangre.

No hay mucha cosa buena que contar. Ha vuelto a llover un poco. La carretera se ha transformado en autovía y mi compañero Iván se ha levantado con dolencia estomacal. Así pues la jornada no ha sido muy alegre. Espero que mañana se encuentre mejor. Es un valiente y no se ha quejado en todo el día. En una ocasión se rompió el peroné y fue una semana con él roto arriba y abajo. Hasta que el médico le dijo que ese dolor no era normal, él no le daba importancia. En marzo de este año se rompió el radio del brazo derecho en una caída de bici mientras entrenaba. En cuatro semanas estaba de nuevo encima de la bici. Así es que para capacidad de recuperación Iván, y no el Lobezno ese. Seguro que mañana está como nuevo, y si no es así pues tendremos que pensar soluciones.

Las cercanías de una gran capital y un área densamente poblada, con otras ciudades importantes como Uppsala, no es una ruta que nos haga muy feliz, pero no hay más remedio que pasar por aquí para llegar a Nynäshamn, de donde parte el barco a Polonia. Hemos cambiado lugares de belleza directa, susceptible de ser admirada universalmente por cualquier persona pues se comprende sin necesidad de explicación alguna, por otro tipo de estética que necesita ser interpretada.


Hemos llegado a Estocolmo poco antes de las 18:00. Rápidamente check in en el Hotel y a hacer unas compras necesarias para continuar el viaje. En el día a día no queda tiempo para ello, y en la mayor parte de los lugares a los que llegamos no hay comercios, excepto un bar y algún pequeño supermercado local. Así es que hoy era el día. Hemos comprado un nuevo sillín para la posición delantera del tándem. El que había era muy moderno y muy “racing” pero era duro como la piedra y “was killing us softly”. Hemos comprado también complementos alimenticios imprescindibles para este tipo de aventuras: vitaminas y batidos de proteínas. Pasta de dientes, antiinflamatorios, y aunque parezca gracioso necesitábamos también comprar unos pares de calzoncillos pues en el hotel de Pitea desaparecieron dos pares que jamás volvieron del servicio de lavandería. Esto último no ha sido posible por falta de tiempo, los almacenes cierran a las 19:00 religiosamente.

Poco a poco van cayendo más kms a nuestra cuenta solidaria. Mañana, etapa de 75 kms y embarcamos, por lo que es probable que no haya post por falta de conexión.
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.
| edit post

21 julio 2010

Día 13. De Bollnäs a Tarmsjo

Publicado por europa en tandem A las 22:00 4 comentarios
159 km, 9:40 horas.



IVAN: La previsión meteorológica del día de hoy daba lluvia fina a partir de las 12 y torrencial a partir de las 18 horas. Gracias a Vanir la previsión ha fallado de todas todas, pero a qué precio, por lo visto no fuimos capaces de honrarlo ayer como se merecía o como él quería, y nos ha castigado con un largiiiisimo día de viento en contra, que desde luego ha hecho mella en nuestros músculos y ligamentos, despertando viejos fantasmas en los ya magullados cuerpos de j.l. y un servidor.


Hablar del camino es hablar de una ruta serpenteante y agresiva como una víbora, dispuesta a mordernos en cada una de sus abundantes subidas y bajadas, lo que en el argot del ciclista llamamos un "rompepiernas". En cuanto al entorno, increíble, maravilloso, uno de los sitios más bonitos de esta enorme península, camino lleno de lagos con playas, donde la gente aprovechaba para relajarse y leer; zonas de cultivo de colores vivos y fuertes, y en su mayor parte de bosque, pero de BOSQUE con mayúsculas. En un par de ocasiones me he sorprendido mientras rodaba, con la cabeza doblada, paralela al suelo, a una altura más baja que mis hombros, y mirando como lo haría un chiquillo por debajo de los pupitres de su clase de párvulos, y esto para ver qué??. Pues como decirlo, para ver B-O-S-Q-U-E, de hecho voy a intentar describíroslo. El suelo estaba cubierto de todo tipo de hierba baja, enseguida le seguía una capa de helechos perfectamente trenzados, formando una manta verde que solo dejaba ver resquicios de piedras, piedrotas más bien, que surgían entre medio, de un gris fuerte, oscuro, envejecido por los años, y con una gorda capa de musgo. Por encima de esto enseguida estaban las primeras ramas de los abetos pequeños, luego los abedules, y posteriormente se disputaban las alturas los pinos y abetos más altos. Que frondosidad, que cantidad de vegetación, era abundante, era oscuro, era tenebroso. de esos bosques por los que no podrías andar ni 3 pasos en línea recta, de hecho ni siquiera te permitía mirar más allá de 5 metros. Como si los arboles, las rocas y los arbustos se pusieran de acuerdo para no dejarte descubrir el secreto que aguarda. Como si te dijeran con un susurro, si quieres verlo, tendrás que entrar.


En cuanto al hostal al que hemos llegado después de la larga ruta, pues incialmente era eso que veis arriba, si señor una locomotora, pero no hemos sido capaces de encontrar al propietario así que hemos acabado aquí. Como podéis ver muy acogedor, y no apto para claustrofóbicos, además lleva toda la tarde de cara al sol, calentito vamos. Ruego me permitáis la gracia, puesto que hace unos días estábamos helados, saliendo del círculo polar ártico y ahora estamos “h-articos” de tanto calor.

Bromas aparte, para los curiosos, si tenemos en cuenta en el paralelo en el que nos encontramos, pues ya no se alarga tanto la tarde, de hecho y según nuestro GARMIN, hoy anochecerá a las 10:06 y amanecerá a las 3:58, casi 6 horas de noche ;), creerme si os digo que es un alivio.
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

20 julio 2010

Día 12. De Ange a Bollnäs

Publicado por europa en tandem A las 21:55 3 comentarios
JL:

172 kms. 8 hrs y 30 minutos

Para empezar diremos que hoy los corredores del Tour de Francia sólo han hecho 168 kms y sin 35 kilos de maletas detrás. No es por comparar pero………

En la mitología nórdica Vanir es el Dios de los mares, los vientos, el fuego y la fertilidad. Se dice que trae el buen clima, la buena suerte en la navegación y en la cacería. Hoy le presentamos nuestros respetos porque la primera parte de la jornada, hasta el medio día, ha sido excelente gracias al viento de cola que nos ha empujado a hacer casi 100 kms en 4 horas.

Vamos avanzando hacia el sur y por fortuna se van notando temperaturas más cálidas. Hoy a mitad camino nos hemos atrevido con un baño en un lago. Pensábamos que estaría más fría, pero no estaba mal del todo. Ahí va una foto. Por cierto a orillas del lago había un viejo autobús acondicionado por sus dueños para ser utilizado como alojamiento. Por 21 coronas suecas (más o menos 3 €) puedes pasar una noche en él. No apto para los amantes del lujo, pero sí para disfrutar de la experiencia única de una larga y luminosa noche junto a un precioso lago.


 
El paisaje se va dulcificando paulatinamente. La belleza del norte, dentro del círculo polar, es al mismo tiempo seductora y amenazadora; algo te dice que estás en el reino de la Naturaleza, que esa es la fuerza indiscutible del lugar y que despreciarla te puede salir caro. Más al sur, el viento, las nubes, los colores, las formas y la percepción del entorno en general se vuelve más familiar y amistosa a los sentidos. Ahora nos sentimos más seguros, pero echamos de menos la sensación de autenticidad que provocan los lugares indómitos.



Volviendo al tema de las señales de tráfico que nos encontramos. Hoy hemos visto una que nos ha dejado perplejos. Hemos hecho todo tipo de conjeturas para deducir su significado, incluso un brain storming que ha terminado bajando del tándem porque la risa nos impedía llevarlo recto. Si alguno de vosotros sabe lo que comunica esta señal que nos lo diga, porque de verdad que no entendemos que pinta esto en una carretera en medio de un bosque.

Como lo prometido es deuda vamos a darle las gracias a nuestro vecino y amigo Manolo de MAFER, quien nos fabricó un brazo metálico articulado para poder grabar imágenes tan especiales como estas:





Hasta mañana.
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

19 julio 2010

Día 11. Hammerdal – Ange

Publicado por europa en tandem A las 20:49 4 comentarios
169 km, 8:32 Horas.

IVAN: Hoy reanudamos nuestra aventura solidaria desde el interior, ayer comprobamos que Paco se encontrara en perfecto estado, miramos ruedas, frenos y aceite. Inicialmente todo correcto. Salimos para hacer una etapa, no especialmente dura, pero si larga, puesto que tenemos que recuperar los km perdidos.

Lo cierto es que viendo el paisaje y la cantidad de accidentes geográficos, representados en ríos y lagos, porque montañas no vemos, puedo entender porque en la materia de Geografía de nuestra EGB no nos enseñaban los ríos de Suecia. Madre mía los hay a millares, y creerme si os digo que solo estoy hablando de los que podrían mirar por encima del hombro a nuestro Ebro, porque de los pequeñitos, que salen desde cualquier rincón, ni hablamos.


Por lo demás hoy empezamos nuestro ritual cotidiano, ese que realmente nos estresa por la falta de tiempo que disponemos, puesto que después de la jornada ciclista, a la que hay que sumarle un par de horas, entre descansos y comidas, vienen las tareas de: encontrar donde nos alojamos, hacer el check-in, la ducha, realizar estiramientos, deshacer la maleta/bolsa, cenar, preparar la ruta de mañana, escribir el post, y descansar todo el tiempo posible. Vamos, que no vamos sobraditos, y como el día salga complicado y se nos alargue la jornada ciclista la llevamos buena, pero bueno estos son gajes del oficio y como sarna con gusto no pica, lo llevamos con la mejor de las sonrisas que se puede llevar, porque al día siguiente después de volver a rehacer la maleta/bolsa y desayunar, vuelve a empezar el ciclo.
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

18 julio 2010

Día 10. Una dura decisión.

Publicado por europa en tandem A las 23:04 1 comentarios
0km, 0horas (día descanso)

IVAN: El día amanece según esperábamos, lluvioso y con fuerte viento, las corrientes de nubes, agua, y viento que entra en Escandinavia por el sur, proveniente del Atlántico, descarga su furia sobre nosotros un día tras otro, pero hoy no, hoy no nos pillará en la carretera, hoy forzaremos un día de descanso que nuestros músculos y tendones, muy magullados ya por el peso y postura que el tándem nos obliga a arrastrar, agradecerán.

El problema viene ahora, puesto que si tenemos en cuenta que por culpa del fatídico fallo en la preparación de la ruta, que os recuerdo nos permitía bajar prácticamente en dirección vertical a Estocolmo por una carretera costera, que a la teoría era ciclable, pero a la práctica se hacía totalmente inviable y peligrosísima (autovía sin arcén), y que para subsanar esto tuvimos que retroceder 90 km ya recorridos, además del día de hoy perdido y la realización de la nueva ruta, vamos a intentar tomar un medio de transporte que nos permita recuperar esos 90 km, no para que nos acerque a nuestro destino, sino más bien para que nos sitúe en un punto estratégico del mapa sueco que nos permita llegar a Estocolmo sin dar más vueltas, además en cuanto a los kilómetros no os preocupéis que acabarán siendo los mismos, y por tanto los mismos euros para la nuestra lucha solidaria contra el cáncer, por lo que no se perderá la autenticidad del reto y ni mucho menos del esfuerzo.

Como reflexión deciros, que llevamos una semana deseosos de llegar a zonas más pobladas con puntos civilizados más abundates, puesto que las ultimas etapas han tenido largísimos recorridos en medio del bosque, y resulta que cuando llegamos, es está la que nos obliga a cambiar nuestros planes y la que realmente nos provoca un contratiempo. ; )
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

17 julio 2010

Día 9. Boden - Piteä

Publicado por europa en tandem A las 21:33 2 comentarios
JL:

133 kms, 7:22 horas

¡Vaya tela de día! No había forma de avanzar por culpa del viento. Una etapa cuyo perfil no presentaba mayor dificultad al final nos ha costado más de lo previsto, y hemos llegado fundidos. Además hemos pegado algún que otro rodeo por despiste. El paisaje como hace días es espectacular. Tanto que temo que la belleza deje de llamarme la atención.


Con todo ello a las 18:00 nos estábamos comiendo una ensalada full-equipé y un plato de espagueti boloñesa que no cabía en una Mercedes Vito; y ya estamos pensando en la cena.
Durante la ruta no hemos comido mucha cosa, salvo algunas viandas que llevábamos en una bolsa; restos de comida de días pasados. Aunque la cosa podía haber sido diferente. Veréis, hay gran cantidad de casas de campo cercanas a la carretera. Una de ellas con muy buena pinta junto a un bonito lago ha captado inevitablemente nuestra mirada. Al pasar junto a ella sus ocupantes, un par de parejas sentados a una mesa en la terraza, han empezado a gesticular saludos y nos llamaban a gritos para que nos acercáramos. Pensamos que nos estaban invitando a unirnos a ellos. Seguro que se hubieran arrepentido. O no, porque si algo hemos comprobado es que estos nórdicos son tremendamente hospitalarios, y además cocinan muy bien. En fin que hemos decidido saludar desde lejos y continuar porque, entre que ellos son muy buenos conversadores, y el hambre y cansancio nuestros se nos hubiera hecho de noche allí; y entonces, amigos, nos tienen que sacar con quitamanchas.

Es una lástima no poder disponer de más tiempo para conocer a más gente y a la tierra a través de esta, pero ya sabéis, tenemos que mirar hacia delante: somos tragamillas. Saludamos al pasar, como a los cientos de moteros que nos dedican su gesto especial, como queriendo decir “sois guays como nosotros, la carretera es nuestra y cabalgamos el viento”. Yo me sonrío por dentro pensando “súbete al tándem y verás lo que es bueno macho”. Pero en fin, lo cierto es que te empujan a seguir con sus ánimos. También saludamos al pasar a gente que practican una especie de patinaje con bastones de esquí. Supongo que es la forma de entrenar en verano el esquí de fondo que aquí es tan popular.

Para mañana el parte meteorológico recomienda directamente subirse al Arca de Noe. Normalmente no nos asustamos aunque llueva fuerte, sin embargo lo de mañana parece que es muy serio. El tiempo es altamente variable, tanto en nubosidad como en la dirección del viento. Dentro de la misma mañana podemos quemarnos por el sol o pelarnos de frío, por tanto no tomaremos ninguna decisión hasta ver como empieza el día. No queremos más riesgos innecesarios. El otro día ya nos mojamos y mucho, más que nunca. Por culpa de la tormenta oscureció más a medio día que por la noche. Fue el día que mi móvil se ahogo. El agua caía en cortinas y tan fuerte que me hacía daño en los dedos de las manos aferradas al manillar. Hubo aparato eléctrico incluido. Si un rayo nos llega a partir el tándem, se entera Odín. Ahora me acuerdo de la cara que pusieron los empleados y clientes de una gasolinera finlandesa cuando nos ven llegar en medio de la tormenta a Iván y a mi, con el tándem, el carrito y una bandera de España. Ponían cara de decir “qué huevos, no me extraña que hayan ganado el Mundial”. Pero eso no fue nada. Su asombro real vino cuando les preguntamos donde había un hotel, nos dicen que 4 kms más adelante y salimos de nuevo bajo el chaparrón. Les dedicamos una mirada de reojo y una sonrisa valiente. No podían cerrar la boca.

En fin, no más heroicidades, con el paso de los días estamos más delgados y el equilibrio es más frágil. Llevamos ya más de 1.000 kms en 7 días seguidos de pedaleo muy duro y estamos secos y recios como la mojama, pero contentos de la cantidad de palabras de ánimo y respeto que nos llegan de muchísimos seguidores. Gracias a todos, hasta mañana.



Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

16 julio 2010

Día 8.- Overkalix- Jamton - Boden

Publicado por europa en tandem A las 23:39 3 comentarios
139 Km, 7:04 horas

IVAN: Séptimo día en nuestra cuenta particular, después de los kilómetros de hoy, llevamos cerca de 900 en nuestro haber, imagino que podéis calcular lo que va significando esto para nuestra cuenta solidaria, si a eso le juntamos alguna que otra donación, que seguro alguien se anima a hacer, estaremos tocando los dos mil euritos en esta experiencia.

Bueno, a lo que iba, el día de hoy. Lo cierto es que de primera mañana ya ha empezado torcido, nada más despertarme, me estoy estirando en la cama, y me pega un tirón en la cervical izquierda que me hace saltar. En principio, nada grave, nada que a un peatón convencional le pueda aguar el día, pero si tenemos en cuenta que me voy a tirar 7 horas encima de la bici, pues bueno, el tema adquiere otra dimensión. De todas formas y para tranquilizaros a estas horas estoy escribiendo sin dolor alguno, y el tema del tirón ha sido la menor de nuestras preocupaciones de hoy.

En cuanto a la etapa, pues cómo explicaros, imagino que para la gente de aquí que está acostumbrada a tanta belleza paisajística le hubiera parecido anodina, sin ningún aliciente especial, ni grandes subidas ni bajadas, ni lugares especialmente bonitos, pero claro nosotros no somos de aquí, y no hay rincón en el que no te sorprenda un riachuelo, lago, casa cerrada entre flores y árboles, colinas plagadas de abetos, caminos que se pierden en la oscuridad del bosque sueco, no sé, un sin fin de cosas que en nuestra tierra por desgracia (o por mala gestión) son más bien escasas y que aquí abundan de una forma escandalosa, casi injusta.

Sin ningún percance adicional hoy hemos tocado el mar Báltico, de hecho los problemas han llegado ahí, puesto que una vez en él, nuestras planificaciones de ruta pasaban por coger una carretera que va pegada a la costa y nos llevaba en 6 días a Estocolmo. Cual ingrata ha sido nuestra sorpresa cuando hemos entrado en una carretera similar a una autovía, en cuanto a tráfico y dimensiones, y sin arcén!!, Qué locura, camiones llenos de madera pasándonos a 1 metro de nosotros y a velocidades altísimas, en estas circustancias el respeto hacia los ciclistas desaparece, pero no por ellos, si no por el perfil de la carretera, y por lo tanto ésta se convierte en terreno vetado para nosotros, los ciclistas dobles en tándem y con carrito. De hecho hemos aguantado unos 10 km esta situación, para acabar dándonos por vencidos. Así que cogiendo la primera salida que nos ha llevado a un pueblo costero (Jamton) ha empezado, sin saberlo todavía, la nueva ruta. Allí al preguntar a la primera persona que nos cruzabamos sobre las posiblidades para llegar a Estocolmo, hemos vuelto a disfrutar de la amabilidad sueca. No sólo se ha encargado de buscarnos un mapa y dárnoslo, sino que nos ha escoltado 2 kilómetros en su coche hasta el primer cruce que nos llevaba a una posible solución.

Con esto la alegría de las piernas ha desaparecido, no sólo por el percance, si no porque nos dirigíamos hacia el interior, por una carretera cuesta arriba (claro), y que nos iba a dejar en un destino 90 km más al norte de lo que nuestra ruta preveía. Por supuesto esta sensación ha desaparecido al llegar a la primera mesa al aire libre que hemos visto para sentarnos y llenar el depósito del combustible que habíamos comprado en un supermercado anterior. ; )

Así que estamos en Boden y pensando en cómo hacer que estos kilómetros contra el cáncer lleguen lo más puntales posibles a su destino, Castellón. Un saludo.

Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

15 julio 2010

Día 7. Kolari – Overkalix

Publicado por europa en tandem A las 23:01 3 comentarios
  JL: 141 kms. 6 horas y 37 minutos.
Los laterales de la carretera son paredes verdes. Horas y horas pedaleando dentro de este túnel intentando imaginar qué hay detrás hacen más llevadero el esfuerzo. Creo que mi compañero tiene la mente ocupada en lo mismo pero no encontramos nada convencional que decir, excepto manifestarnos el asombro. Así llevamos dos días, de vez en cuando se abre algún hueco y la vista respira. Las distancias son enormes, no pueden rellenarse, no pertenecen al hombre. Ante tanta naturaleza eres un desadaptado. Solo, fuera del estrecho reino del asfalto todo cuanto sabes no servirá de mucho y desearás poder correr como un reno o cazar como un lobo.

Esta mañana diana a las 06:30. Había que revisar la mecánica del tándem. Hemos salido de Kolari sobre las 8:30 tras recoger toda nuestra ropa mojada del día anterior. Lo que no hemos podido recuperar es mi teléfono móvil que quedó arruinado por la lluvia de ayer. Así que si me queréis llamar de momento hacedlo al teléfono de Iván, hasta que consiga uno nuevo. Avanzamos 5 kilómetros y entramos en Suecia atravesando un río de medidas impresionantes. Tras el puente las instalaciones fronterizas están desiertas; los edificios que en el pasado intentaban ponerle puertas al campo hoy están abandonados.

La mañana ha transcurrido tranquila y gracias al sol hemos ido de corto. Comienza a haber más poblaciones conforme avanzamos hacia el sur. Esto supone una ventaja pues nos asegura el avituallamiento. Los pequeños pueblos escandinavos que atravesamos son preciosos, por lo menos ahora en verano; en invierno supongo que no son tan encantadores. Son diferentes: no existen trazados de calles bien definidos, cada casa se levanta sobre el mismo prado. No hay aceras, ni muchos elementos de urbanización. Supongo que todo esto sirve de poco durante 7 meses al año, durante los cuales lo único necesario son las motos de nieve para poder ir de un lugar a otro. Todas las casas tienen una. Ocurre lo mismo con las casas aisladas en el campo. Miramos buscando el camino que conduce hasta ellas y a menudo no existe. En verano van hasta ella en coche sobre el prado y en invierno el camino no serviría de nada aunque existiera.

A mitad mañana hemos conocido a John, un cicloturista sueco que en sus tres semanas de vacaciones ha recorrido el país hasta el norte en una bicicleta reclinada, y ahora regresaba a casa. Nos ha dado algunas recomendaciones sobre la ruta a seguir. No sabemos si seguirlas porque implicaría grandes cambios en todos nuestros planes, si bien ignorarlas totalmente nos parece una torpeza. Tenemos que tomar algunas decisiones.

Por la tarde, poco antes de llegar a Overkalix hemos salido del Círculo Polar Ártico, atravesando el paralelo de latitud 66º. De repente hace menos frío, y esta noche ya se pondrá el sol durante una hora y media, desde las 23:57 hasta las 01:41.
Cada vez más personas nos preguntan quienes somos y adónde vamos. A la hora de la cena un matrimonio sueco me ha abordado en el comedor y me ha preguntado si era uno de los dos que recorre Europa en Tándem por el Cáncer. Ante mi sorpresa me explican que se lo han contado en la recepción del hotel. Resulta que tienen una casa en Torrevieja y conocen nuestra empresa Record Go.


La ruta de hoy: 
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.

14 julio 2010

Dia 6. Enontekio - Kolari

Publicado por europa en tandem A las 22:55 2 comentarios
163 km, 7:15 horas

IVAN: El día ha sido como nos lo esperábamos, pasado por agua, pero no nos esperábamos tanta joder!!, podríamos decir que ha sido el único momento desde que estamos aquí que se ha hecho de noche, pero a las 11 de la mañana, que manera de llover, y fría, no templadita como por nuestra tierra, no, aquí cae fría.
El día ha empezado así, hemos salido sobre las 8:30 y hemos tenido la posibilidad de calentar y hacer pierna durante una horita, antes de que se nos cayera encima la tormenta. Desde las 9:30 hasta las 12 ha sido un no parar, lluvia continua, teniendo incluso problemas de visibilidad en la carretera a media mañana. El problema en estos casos es que no puedes parar, una vez empapados, puesto que a los 10 minutos, con la que estaba cayendo, no hay chubasquero que no te cale bien calado, te debes a la máquina y tus piernas, un pinchazo, o una pájara y se te complica el día de mala manera, 15 minutos de parada te ocasionan irremediablemente un enfriamiento muscular, difícil de arreglar, y a raíz de eso, lesiones, constipados, etc…

La cuestión es que a las 12h estábamos en el único punto de parada de todo el día donde se podía comer, Muonio. La etapa de hoy transcurría siguiendo la frontera que separa Suecia y Finlandia, siguiendo el valle del río Tornionjoki. Os recuerdo que han sido 163 km, en los que sólo encuentras un punto para comer, justo a la mitad, suerte, y un kiosco para tomar café a los 120 km. Esto es una de las grandes durezas de este viaje, el hecho de que en medio no hay nada, kilómetros y kilómetros en la inmensidad del bosque, sin nada más. Pero bueno hoy hemos tenido suerte, hemos llegado empapados a Muonio y hemos tenido que entrar en un hotel, que nos ha permitido meternos en una sauna finlandesa, ducharnos con agua caliente, ponernos ropa seca y comer. En este punto hemos sopesado la posibilidad de quedarnos, después de 81 km recorridos exactamente, pero era poco, y aunque sabíamos que seguiría lloviendo, hemos salido deseando que ni fuera pronto, ni fuera mucho.

Apenas 20 minutos después, el peor de nuestros temores se hacía realidad, otra vez la lluvia y a cántaros, madre mía, calados hasta arriba con más de 70 kilometros por delante. La suerte ha hecho que la lluvia cesara en 1 hora, y dejara paso a un tiempo que alternaba las nubes y el sol, que nos ha permitido secarnos. El hecho de salir con el estómago lleno, ha hecho que pudiéramos con este tramo.


En el kiosco del café hemos parado, las vistas (como podéis ver arriba) lo merecían, está en un recodo del río Tornionjoki, que con sus 510 km es río de curso libre más largo de Europa, y donde abunda la buena pesca por su riqueza salmonera, y por supuesto los pescadores finlandeses. Sin ir más lejos, y después de ver el recuento que llevan de forma curiosa de los peces que cogen en el río, ayer habían sacado un salmón de 14 kilos!!!, vaya tela.

Hemos salido y la mala suerta nos ha vuelto a azotar, 2 minutos y PUM, reventón en la rueda trasera del tándem, parada y cambios, difícil de hacer esto con una mano mientras con la otra matas mosquitos lapones como avionetas, pero bueno, tenemos el cuerpo que parece una panadería, lleno de bollos, jejejeje.

Salimos de Noruega hace unos días, hemos pasado por Finlandia y mañana nada más empezar ya entramos en Suecia. Y es curioso, pero en estos más de 550 km, el paisaje a cambiado brutalmente. El actual está formado por carreteras flanquedas por muros inmensos de árboles a ambos lados. Esta vez abundan los abetos, y es que hay que decir que nos encontramos muy cerca del parque nacional de Pallas-Yllästunturi, un auténtico tesoro natural en Finlandia.
Te ha gustado este post? Si quieres estar al día de lo que le sucede a Europa en Tandem, suscríbete gratis al feed RSS haciendo click aquí.
Creative Commons License
t-shirts
donated
KM = by

Subscribe via email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner